Educación del Cachorro

Educación del Cachorro

El perro cachorro aprende rápidamente. El dueño será considerado por él como el jefe de la manada.
El aprendizaje debe comenzar luego de los dos meses de edad y en forma paulatina.
Primero, aprenderá a acudir a su llamado. Luego se acostumbrará al uso de la correa.
Siempre debe hablarle con dulzura. Los gritos dificultarán el aprendizaje porque los interpretará más que como órdenes, como castigo.
El perro se da cuenta del ritmo y la entonación que se utiliza. En lugar de gritarlo, es mejor acompañar la palabra con un gesto de la mano y esto lo ayudará a comprender las órdenes que se le den a distancia. Cuando cumpla una orden o haga algo bien, felicítelo y acarícielo.
No lo castigue jamás. El único modo de castigo debe ser elevar la voz o imponerle alguna penitencia. Nunca le pegue y no lo amenace con la mano ni con la correa, porque el perro perderá su confianza en ellas.
Cuando deba reprimirlo, hágalo inmediatamente después de la travesura, porque al cabo de unos minutos, el cachorro no podrá relacionar la reprimenda con el hecho que la motivo.
Si hace sus necesidades en lugar inadecuado, muéstrele el charco, rételo y llévelo al lugar donde debe hacerlas.
Hay que recordar que, al comienzo, los cachorros orinan con mucha frecuencia, pero su educación podrá hacer que reduzca la periodicidad a cinco veces diarias. No olvide felicitarlo cuando haga sus necesidades en el lugar correcto.