El Gato Korat

Es una de las razas más antiguas que se conocen. Su nombre hace referencia a la provincia de Korat ( nordeste de Tailandia). Es una raza de pelo corto de tipo semioriental. Su pelo es azul, con un brillo plateado, es sin duda el más denso de todas las razas felinas, brillante, fino y pegado al cuerpo. La cabeza, en forma de corazón, y los ojos redondos son de color verde intenso. Son alérgicos a ciertos antibióticos, y, presentan sensibilidad a ciertas sustancias, como los sedantes y los anestésicos. Suelen tener de tres a cuatro crías por camada. El color azul de sus ojos cambia a verde hacia los tres o cuatro años. Hay que acostumbra a los gatitos a vivir con humanos, pues pasadas unas semanas, se corre el riesgo de que se hagan salvajes. Cuando se acostumbra al amo, es un fiel compañero.
Una amiga de la Página, Sra.Olga Burlak, nos aportó las fotos y nos dió estos interesantes datos sobre la raza:
1) Con respecto al color del pelo, este es azul tickeado con blanco, o “silver tipped-blue” lo que le otorga un halo y brillo plateado muy particular, unico entre los felinos.
2) En cuanto a los ojos, si bien estos gatos nacen con ojos azules, en la infancia viran a un color ambar-verdoso hasta llegar al “verde peridoto” a los 2 a 4 años de edad. Se aceptan tambien Korats con ojos de color ambar, aunque esto es excepcional.
3) Con respecto al tema de la administracion de antibioticos, sedantes y anestesicos, el problema se basa en que los Korats son gatos con poca cantidad de grasa corporal…pero no es real que no se los pueda medicar, sedar o anestesiar…este tema queda absolutamente en manos del veterinario.
4) Hablando del caracter…los Korats no se convierten en gatos salvajes por no entrar en contacto con humanos a temprana edad. De hecho, esta raza tan antigua y conocida en Tailandia hace mas de 600 años, es una raza natural, donde el hombre no intervino en su desarrollo…solo la descubrio y la adopto. Estos gatos podrian decirse que son los “gatos de la calles y de los templos” de su pais de origen, y de hecho, se acostumbraba a adoptar a alguno que fuera encontrado, ya que la creencia de los tailandeses es que estos gatos “traen buena suerte”…los gatos encontrados y adoptados, eran adultos y siempre fue posible la convivencia con los humanos.
Habitualmente los Korats disfrutan mucho de la compañia humana, son sociables y celosos de sus dueños. Son en extremo inteligentes, se los puede entrenar…suelen “charlar” con sus dueños e imitar cosas que estos hagan.