Los Perros – Ellos nos hablan

Los perros tienen varias maneras de comunicarse con nosotros, ya sea por medio de su cuerpo como por otras señales
Es el caso, por ejemplo, la voz o el olfato.
Recuerdo cuando un día Rex y su compañero de travesuras Charlie (perrito y gatito), aprovechando mi ausencia tomaron una bandeja repleta de merengues, la cual creía bien resguardada. Por supuesto, merengue no quedó ninguno, sólo un poco de dulce untado en el cuerpo de Charlie. Rex tenía las orejas vueltas hacia atrás (sumisión) y se mantenía muy quietito.
Si las orejas hubiesen estado hacia delante su ánimo sería de alerta.
Si mantienen sus orejas erguidas durante el sueño, sabemos que mantiene un estado de vigilia, atento a cualquier acontecimiento, pese a estar dormido.
También podemos interpretar los mensajes que nos envían con su mirada: si los ojos los mantiene muy abiertos u observando un punto fijo con las pupilas dilatadas, el animal nos hace saber que tiene temor.
Muchas veces nos miran fijamente a los ojos.
Hay que estar atentos y no bajar la vista si debemos retarlos, pero nunca provocarlos. Algunas veces mueven su rabo de diversos modos. Ello puede significar que desea provocar o relacionarse. Otras veces mantiene la cola quieta , erecta: aquí indica dominio.
Si la cola está baja sin llegar a colgar el estado del perro es de relajación;. nos demuestra que tiene miedo, terror o sumisión cuando la cola está baja, curvada o más bien enroscada en una pata.
Si exhibe los dientes, aquí ya hay un signo de agresividad.
Con diversos tipos de ladridos, nos pueden expresar alarma, saludos, advertencia.
Aúllan, por lo general, cuando la familia se va de vacaciones, aunque esté al cuidado de otra persona, tratando de esa manera de llamarlos a la distancia pidiéndoles que regresen. Con su desarrollado olfato reconocen a los individuos y sus diversos estados de ánimo.
Mil y una manera tienen los perros para darse a entender. Sólo necesitamos prestarles un poco de atención y dotarnos de paciencia para comprenderlos y conocerlos un poco más.